Embalses y transporte

Los proyectos que tienen que ver con el agua están estrechamente relacionados con los sistemas políticos y las estructuras de poder. En el siglo diecinueve, Abraham Lincoln se postuló con una plataforma que prometía una mejor infraestructura del agua, con mejores canales para la navegación y el comercio.1Doris Kearns Goodwin, Team of Rivals: The Political Genius of Abraham Lincoln (Nueva York: Simon & Schuster, 2005). El agua juega un papel importante para el transporte. Si bien las vías férreas conservan más energía a la hora de mover bienes que los camiones, autos o aviones, muchas personas no se dan cuenta de que el comercio llevado por agua conserva incluso más energía. En los Estados Unidos, 18,000 kilómetros (km) de vías fluviales internas (11,000 millas) mueven anualmente alrededor de 725,000 toneladas-kilómetro de carga (500,000 toneladas-milla), lo que representa casi una tercera parte de los 2.5 millones de toneladas-kilómetro de carga (1.7 millones de toneladas-milla) trasladadas por 227,000 km de vías férreas (141,000 millas).2Stacy C. Davis, Susan W. Diegel y Robert G. Boundy, The Transportation Energy Data Book 2012 (Oak Ridge, Tenn.: Laboratorio Nacional Oak Ridge del Departamento de Energía de EE.UU., 2012);y la Oficina de Administración y Operaciones de Carga, Freight Facts and Figures 2011 (Washington: Administración Federal de Autopistas del Departamento de Transporte de EE.UU., 2011). En particular, el río Mississippi inferior y sus famosas gabarras mueven bastante carga.

Un remolcador empuja las barcazas con carga a lo largo del río Mississippi pasando por el Arco Gateway de St. Louis, Missouri.

Décadas después de Lincoln, el gobierno federal construyó y le dio el nombre del presidente Herbert Hoover a la represa más grande del mundo. Antes de la Represa Hoover, las primeras represas hidroeléctricas no habían sido muy grandes. Se parecían más a ruedas hidráulicas medievales que se usaban como energía mecánica para moler los granos, cortar madera o pulir vidrio. Para esas ruedas antiguas, el agua que fluía del río hacía girar una rueda de madera gigantesca que estaba conectada a través de engranajes y ejes de madera a un taller a las orillas del río. Los embalses tenían un límite máximo de aproximadamente 3 metros (10 pies) de alto, y esas estructuras no se consideraban que tuvieran un gran impacto en el flujo natural del río.

El daño ecológico de las represas y sus embalses enormes es difícil de evaluar. Si bien las represas producen electricidad relativamente limpia, distorsionan el paisaje con una marca permanente. Los peces y otros animales no pueden desplazarse libremente por los ríos una vez que se construyen las represas. Por ejemplo, los famosos salmones que luchan contra la corriente para ir corriente arriba por cientos de millas, brincando de manera impresionante obstáculos por el camino, como rápidos pequeños de unos pocos pies de alto, no pueden brincar por encima de una represa. Por esta razón, algunas represas han instalado "escaleras para peces" que son una serie de escalones en cascada que les permiten a los salmones saltar la represa. Incluso si logran navegar la escalera para peces, sus sistemas de navegación, que se benefician de una corriente distinguible en el agua, se pueden confundir por el agua inactiva al otro lado de la represa. Los peces también se pueden quedar atrapados si van corriente abajo. Se sabe que las cuchillas giratorias de las turbinas hidroeléctricas dañan a los peces cuando pasan a través de ellas. Más recientemente, con la llegada de las "turbinas para peces", los peces pueden pasar con menores probabilidades de salir lastimados.

Lily Xu, ex-alumna de la Universidad de Texas en Austin, explica los efectos ecológicos de las represas y los beneficios de las turbinas para peces.

El limo es otro problema significativo de las represas. Algunas veces se necesita el limo corriente abajo porque sus minerales son útiles en la agricultura. Las represas detienen el flujo de limo, lo que hace que se acumule detrás de los muros de concreto. Eventualmente, el limo llena el embalse y hace que la represa pierda su función. Este fenómeno ocurre en las represas naturales y los lagos. En el Valle de Yosemite, el retroceso de los glaciares dejó una represa natural de piedras y escombros que hicieron que el agua se acumulara y formara el lago Mirror (espejo). Por milenios, el limo ha ido llenando el lago natural y ahora es más bien un estanque, y solo se llena en la primavera cuando los niveles de agua son altos. Llegará el momento en que desaparecerá por completo.

El lago Mirror refleja las montañas alrededor en el Valle de Yosemite. Gracias al limo, el lago se está volviendo gradualmente más llano.

Las represas pueden afectar negativamente las temperaturas de los ríos de manera significativa.3A. Lugg y C. Copeland, “Review of cold water pollution in the Murray–Darling Basin and the impacts on fish communities”, Ecological Management & Restoration 15 (2014): 71–79; y Daniel B. Hayes, Hope Dodd y JoAnna Lessard, “Effects of Small Dams on Cold Water Stream Fish Communities”, Simposio de la American Fisheries Society 2006, 587-602. Por lo general, las temperaturas son relativamente uniformes en un río que fluye libremente. Después de construir un embalse, la temperatura puede variar significativamente desde la superficie del agua (relativamente tibia) hasta la columna de agua en el fondo (relativamente fría). El agua que fluye a través de la represa desde el fondo del embalse puede reducir la temperatura del río corriente abajo. Las especies nativas del río a menudo se adaptan al agua más fría. En algunos ambientes fríos con represas de liberación superficial, puede ocurrir lo contrario: las represas liberan agua corriente abajo de la superficie relativamente más caliente, haciendo que las temperaturas corriente abajo sean un poco más altas de que lo normalmente serían. Ambas situaciones pueden afectar la reproducción de peces. Por consiguiente, las especies nativas del río a menudo migran corriente arriba pasando la represa para alcanzar condiciones normales o se van corriente abajo hasta que se estabilice la temperatura.

Imagen de la NASA creada por Jesse Allen, usando datos de Landsat provistos por la Global Land Cover Facility de la Universidad de Maryland.

Desliza la imagen a la izquierda o a la derecha para comparar el río Yangtze en los alrededores de la Represa Three Gorges (en el centro a la derecha). Landsat 5 adquirió la imagen de “antes” el 17 de abril de 1987. Landsat 7 adquirió la imagen de “después” el 7 de noviembre de 2006, después de completarse el muro principal. 

Los líderes chinos buscaron por décadas la construcción de la Represa Three Gorges y lo lograron para la década del 2000. Si bien ha ayudado a reducir los riesgos y desastres relacionados con las inundaciones y ha mejorado la navegación en el río Yangtze, su creación inundó a valles enteros, desplazando a muchas personas y borrando pueblos.4Xiankun Yang y X X Lu, “Ten years of the Three Gorges Dam: a call for policy overhaul”, Environmental Research Letters 8 (2013), accedido el 26 de agosto de 2016, doi:10.1088/1748-9326/8/4/041006. Los geólogos están preocupados por los terremotos y derrumbes bajo el agua causados por los suelos blandos y empapados alrededor del embalse para acomodar la nueva carga. En la primera década de su operación, el embalse, que es tan grande como Gran Bretaña, causó más de 500 terremotos con una magnitud mayor de 2.0 en la escala de Richter y más de 400 derrumbes. Si la Represa Three Gorges llegara a colapsar, pondría a aproximadamente 15 millones de vidas en riesgo corriente abajo. En caso de colapso, la pared de agua hecha por el ser humano más grande nunca vista se movería tan rápidamente por los cañones, haciendo muy difícil que las personas logren escapar.

Las inundaciones de Johnstown en 1889 causaron el colapso de una represa, matando a más de 2,200 personas en Pensilvania. El colapso de la Represa Saint Francis en Santa Clarita, California, en 1928 mató a 600 personas y sigue sonando en el ambiente político del agua en el sur de California. El colapso de la Represa Gran Tetón a lo largo del río Tetón en el este de Idaho en 1975 fue filmado y muestra la fuerza increíble del agua. Afortunadamente, su colapso fue en el medio del día y solo murieron 11 personas. La pared de agua borró del mapa a pueblos pequeños, y si la inundación hubiese ocurrido en el medio de la noche, lo más probable es que hubiesen muerto miles de personas.

Este video del History Channel muestra la historia detrás de la falla de la represa Gran Tetón en 1975.

Image Credits: saiko3p/Shutterstock.com; Joseph Sohm/Shutterstock.com; Jane Rix/Shutterstock.com.

Your browser is out-of-date!

Update your browser to view this website correctly.Update my browser now

×