Infraestructura

Además de la infraestructura de agua externa, como las represas, canales y embalses, también existe una extensa infraestructura de tuberías de agua. Ese sistema de tuberías incluye los componentes para recolectar, tratar y distribuir agua potable, y para recolectar, tratar y liberar agua residual tratada. La red es vasta, extensa y con fugas.

El desarrollo del agua por tuberías se corresponde a la explosión demográfica y crecimiento económico que aceleraron la expansión del sistema, y a las guerras y recesiones económicas que aminoraron esa expansión.1Para un excelente resumen de la infraestructura del agua a través de la historia, ver: David Sedlak, "Water 4.0: The Past, Present and Future of the World’s Most Vital Resource" (New Haven: Yale University Press, 2014). Lamentablemente, todos los sistemas de tuberías se derrumban con el tiempo. La vida útil de los tubos varía enormemente y depende de factores como su uso, clima local, materiales de los tubos y la composición de la tierra.2Agencia de Protección Ambiental de EE.UU., "The Clean Water and Drinking Water Infrastructure Gap Analysis", EPA-816-R-02-020 (Washington, 2002). El movimiento de los suelos y las raíces de los árboles ejercen presión sobre las tuberías y pueden generar fallas. Las tasas de flujo, la variabilidad de las tasas de flujo, la composición del agua (incluyendo posibles componentes corrosivos) y la frecuencia del uso afectan las presiones y tensiones en las tuberías.

Las condiciones climáticas también afectan la estructura de las tuberías. Los climas que pasan por heladas y descongelación, o época de lluvia y sequía, hacen que las tuberías en sí y su ambiente se expandan y contraigan o cambien dramáticamente, causando más presión en las tuberías. Los materiales de las tuberías como tal también son importantes. Los tubos de hierro fundido duran más que los tubos de acero, que a su vez duran más que los tubos de PVC (policlorulo de vinilo). Si los suelos o tuberías contienen químicos corrosivos, se comerán los tubos, lo que hace que se descompongan más rápido.

El deterioro del sistema de tuberías es inevitable, por lo que la Agencia de Protección Ambiental de los EE.UU. (EPA) realizó un análisis de carencias para determinar las necesidades de la infraestructura de agua en los Estados Unidos.3Agencia de Protección Ambiental de EE.UU., "The Clean Water and Drinking Water Infrastructure Gap Analysis", EPA-816-R-02-020 (Washington, 2002). Aunque todos los tubos se romperán en algún momento, es difícil predecir cuál tubo se romperá y cuándo. Para calcular los riesgos, los científicos de la EPA usaron un modelo de envejecimiento con distribución de deterioro para cada material de tubería. Se presume que los tubos instalados antes de 1910 con hierro fundido durarán 120 años. Se presume que los tubos instalados antes de 1945 con acero durarán 100 años. Se presume que los tubos instalados después de 1945 durarán 75 años. Lamentablemente, sus tasas de deterioro pudieran coincidir después del año 2015, lo que implica que los sistemas de agua pudieran comenzar a descomponerse todos al mismo tiempo.

Trabajadores en Los Ángeles, California, trabajan en un socavón para reparar un tubo principal de agua de 93 años que derramó 20 millones de galones (76 millones de litros) de agua, inundando partes del oeste de Los Ángeles y el campus de UCLA en el año 2014.

El problema de la infraestructura explica por qué el sistema de agua de EE.UU. tiene tantas fugas. Entre la planta de tratamiento de agua y los medidores de agua en la casa se pierden alrededor de 10% y 40% de agua municipal. Al mismo tiempo, los medidores de agua van disminuyendo la velocidad con el tiempo, por lo que el agua no necesariamente se pierde, sino que no es facturada. Lamentablemente, es probable que reparar la infraestructura deteriorada con fugas sea muy costoso.

El análisis de carencias de EPA estimó que se necesitarían aproximadamente $500 mil millones de inversión nueva para mantener los sistemas de agua potable de EE.UU. a la cantidad y calidad que queremos.4Agencia de Protección Ambiental de EE.UU., "The Clean Water and Drinking Water Infrastructure Gap Analysis", EPA-816-R-02-020 (Washington, 2002). Al determinar esos costos de agua per capita nos da entre $1,500 y $2,000 por persona, además del costo de mantener y operar nuestros sistemas de agua hoy en día.

Image Credits: Elena Larina/Shutterstock.com; Dan Holm/Shutterstock.com.

Your browser is out-of-date!

Update your browser to view this website correctly.Update my browser now

×