Niveles cambiantes del agua

Es posible usar un recurso más rápido de lo que se puede renovar, y en esos casos el recurso se agota. Entre 1980 y el 2008, las operaciones agrícolas industriales en Arabia Saudita consumieron al menos 80% de las reservas fósiles de agua (no renovables) del país.1Fred Pearce, “Saudi Arabia Stakes a Claim on the Nile”, National Geographic News, 19 de diciembre de 2012, accedido el 25 de agosto de 2016, enlace; y Elie Elhadji, “Camels Don’t Fly, Deserts Don't Bloom: An Assessment of Saudi Arabia’s Experiment in Desert Agriculture”, Occassional Paper 48, mayo de 2004, accedido el 25 de agosto de 2016, enlace. En todo el mundo se bombea mucha más agua subterránea de los acuíferos que la que se recarga naturalmente, por lo que la tabla de agua promedio ha ido en descenso. Los hidrogeólogos han observado descensos significativos en el Acuífero de Ogallala que fluye debajo de las Grandes Planicies de los Estados Unidos a través de ocho estados desde Dakota del Sur hasta Texas.2V. L. McGuire, Water-Level Changes in the High Plains Aquifer, Predevelopment to 2007, 2005–06, and 2006–07 (Reston, Virginia: U.S. Geological Survey, 2009), Reporte de investigaciones científicas 2009-5019.  En Texas se observaron descensos de hasta 71 metros (234 pies), mientras que el descenso promedio en todo el acuífero fue de 4.3 metros (14 pies). El almacenamiento de agua se redujo de 3,950 a 3,580 kilómetros cúbicos (3.2 a 2.9 miles de millones de acres-pie). Aunque estos números son impactantes, no tuvieron un efecto negativo en el agua en todos los lugares. En Nebraska se observaron aumentos localizados de hasta 25.6 metros (84 pies) a consecuencia de filtraciones y embalses que afectan la cantidad de agua almacenada de manera subterránea.

Fuente: USGS

Estas retracciones de las fuentes no renovables y los cambios en los niveles del agua, agua almacenada y el uso del agua afectan la cantidad de agua disponible para la humanidad y la naturaleza. En general, la disponibilidad de agua está disminuyendo en todo el mundo.3Jill Boberg,Liquid Assets: How Demographic Changes and Water Management Policies Affect Freshwater Resources(Santa Monica: RAND Corporation, 2005); y C.J. Vorosmarty, et al., “Global threats to human water security and river biodiversity”, Nature 468 (2010), accedido el 30 de agosto de 2016, doi:10.1038/nature09549.  La disponibilidad de agua bajó de 17,000 metros cúbicos (m3) (4.5 millones de galones) por persona en 1950 a 7,000 m3 (1.8 millones de galones) por persona en el 2000. Una situación de estrés con el agua ocurre entre los 1,000 y 1,700 m3 (264,000 a 450,000 galones), y una crisis con el agua ocurre a menos de 1,000 m3. Cabe resaltar que algunos países ya están en esos niveles y ello es causa de preocupación: Qatar (91 m3), Libia (111 m3), Israel (389 m3) y el Reino Unido (1,222 m3). Todos estos conjuntos de datos apuntan a un aumento en el estrés con el agua. Casi el 80% de la población del mundo vive bajo alta amenaza a la seguridad del agua.

Fuente: Vorosmarty, et al, Nature

Quizás una de las señales más impresionantes del exceso de bombeo de agua es que una parte significativa del nivel creciente de los océanos es de agua bombeada de acuíferos. El aumento total fue de aproximadamente 1.8 milímetros (mm) (0.071 pulgadas) al año entre 1963 y el 2003.4Y. Pokhrel, et al., “Model estimates of sea-level change due to anthropogenic impacts on terrestrial water storage”, Nature Geoscience, 5 (2012).  Los científicos han encontrado que una variedad de factores relacionados con el uso del agua hicieron que el nivel del mar aumentara 0.7 mm (0.028 pulgadas) al año entre 1961 y el 2003, lo que es alrededor de 42% del aumento total observado del nivel del mar. Los factores relacionados con el uso del agua incluyen el uso excesivo de agua subterránea, control del agua con embalses artificiales y cambios causados por el cambio climático en el almacenamiento terrestre del agua. Es decir, esos volúmenes de agua significativos que fueron extraídos de los acuíferos fueron al final tirados en los océanos luego de que el agua de la irrigación y escorrentía bajara por los ríos. Se extrajo tanta agua de los acuíferos que hizo que subiera el nivel de los océanos. La expansión termal del calentamiento de los océanos y la escorrentía de agua dulce producto del derretimiento de los picos nevados y glaciales, ambos asociados con el cambio climático, contribuyeron al restante 1.1 mm (0.043 pulgadas).

Image Credits: Kunal Mehta/Shutterstock.com.

Your browser is out-of-date!

Update your browser to view this website correctly.Update my browser now

×