Language
register
login

Course Progress

0% Completado
0/90 pasos

Course Navigation

Inicio del Curso Expandir todo
Volver a recursohabilidad

Ubicación

Progreso del Lección
0% Completado

La ubicación y la fuente de agua líquida afectan la capacidad de uso del agua tanto como su contenido de sal. El agua superficial yace sobre los suelos en los ríos y lagos o en los océanos, cubriendo al final 70% de la superficie de la Tierra. El agua subterránea yace debajo de los suelos, en lugar de sobre los suelos, y puede ser dulce o salina. Un acuífero es una zona geográfica subterránea con un gran volumen de agua que se almacena naturalmente en rocas porosas como la arenisca.

Igor Shiklomanov, “World fresh water resources” en Water in Crisis: A Guide to the World's Fresh Water Resources

Los glaciares y la nieve permanente contienen más de dos tercios del agua dulce del mundo; el agua subterránea, incluyendo la humedad de los suelos, el agua de los pantanos, el permahielo y los acuíferos, contiene otro 30%; y los lagos y ríos contienen solo una fracción pequeña de agua dulce.1Igor Shiklomanov, “World fresh water resources” en Water in Crisis: A Guide to the World's Fresh Water Resources, ed. Peter H. Gleick (Oxford: Oxford University Press, 1993). Los suelos contienen más de 100 veces más agua que todos los ríos y lagos del mundo. Al final, muy poca del agua del mundo es agua dulce superficial fácilmente accesible.

En términos de agua subterránea, la zona no saturada se refiere al agua en los suelos por encima del nivel freático. Esta zona contiene relativamente menos agua por volumen. Los pozos deben extenderse profundamente hacia la zona saturada, en donde el agua es más abundante. A medida que se agotan las fuentes de agua subterránea, el nivel freático y la zona saturada disminuyen, lo que significa que los pozos tienen que ser más profundos y requieren más energía para bombear el agua a la superficie.

El agua superficial y el agua subterránea están interconectadas. El agua superficial se filtra hacia la tierra, llegando a los acuíferos. El agua subterránea llega a la superficie naturalmente o bajo su misma fuerza a los manantiales si la salida es natural, y a través de pozos artesianos que fluyen si la salida es hecha por el ser humano.

Si bien el agua subterránea y el agua superficial se consideran geográficamente separadas, en realidad interactúan entre ellas. (Gráfica: USGS)

Image Credits: kan_khampanya/Shutterstock.com.

Resourcefulness is a Partner Program of Smart Energy Education.
closearrow-circle-o-downellipsis-vmenu-circlecross-circle
Your browser is out-of-date!

Update your browser to view this website correctly.Update my browser now

×