Language
register
login

Course Progress

0% Completado
0/90 pasos

Course Navigation

Inicio del Curso Expandir todo
Volver a recursohabilidad

Energía, agua, riqueza y libertad

La energía y el agua, al ser fundamentales para los procesos industriales y la producción agrícola, propician la creación de riquezas y prosperidad. Sin embargo, el consumo de energía y agua también aumenta con la riqueza. Por ejemplo, Estados Unidos es responsable de aproximadamente 20% del consumo de energía global y de aproximadamente 20% de la actividad económica global.1Para las estadísticas sobre el consumo de energía, consultar las bases de datos e informes de la Agencia Internacional de Energía. De hecho, el consumo de energía y actividad económica tienen una relación lineal general. En otras palabras, los países con un consumo de energía per cápita mayor tienen un producto interior bruto mayor.

El Dr. Michael Webber describe el consumo de energía global en este video de Energía 101.

Una amplia variedad de factores afectan cómo los recursos de energía influyen en la población de una nación. Tanto una fracción de la población como un país entero pueden experimentar aumentos por la extracción y consumo basándose en las estructuras de gobierno y sistemas de mercado. Un círcuito positivo de retroalimentación entre la superación y el consumo de energía alimenta el crecimiento económico y social en todo el mundo, pero en algún momento los impactos ambientales complican el sistema al introducir riesgos ambientales y a la salud. De forma similar, el uso de agua está relacionado con la prosperidad y el crecimiento económico, a medida que las extracciones tanto por persona como industriales aumentan con el crecimiento económico.2Para estadísticas sobre el uso de agua por sector, ver el Sondeo Geológico de los Estados Unidos para información específica sobre los Estados Unidos, o el Banco Mundial para información global. El informe de Jill Boberg, Liquid Assets, de RAND Corporation, 2005, es un resumen conveniente sobre algunos de los problemas base claves.

En muchos lugares en desarrollo en el mundo donde las mujeres y las niñas cargan con la responsabilidad de transportar el agua, los niños en edad escolar pierden horas de clase cada día mientras transportan el agua. Para complicar aun más el problema, una vez que se obtiene el agua, debe ser tratada antes de poderla beber. En las aldeas remotas donde no hay disponibles sistemas de agua y tratamiento de agua centralizado, es necesario hervir el agua. Obtener los combustibles conlleva un esfuerzo y tiempo similar, lo que multiplica la cantidad de energía humana requerida para vivir con las necesidades humanas básicas. Desafortunadamente, las estufas comunes no funcionan bien con combustibles de mucho carbono, tales como las grasas, aceites y los desechos, lo que produce contaminación en el aire en interiores que contribuye a la muerte prematura de 4 millones de mujeres y niños cada año.3Organización Mundial de la Salud, “Burden of disease from Household Air Pollution for 2012”, 2014.

Mujeres cargando agua en Boa Vista, Islas de Cabo Verde

Los enfoques arcaicos para la energía y el agua y que requieren de mucha labor afectan la prosperidad y las oportunidades económicas de las mujeres.4S.R. Kirshenbaum y M.E. Webber, “Liberation Power: What do women need? Better energy”, Slate, 4 de noviembre de 2013. Las tareas diarias dejan poco tiempo para la educación o el empleo fuera del hogar. De hecho, más del 70% de los 1.5 mil millones de personas que viven con menos de $1 al día son mujeres.5PBS, “Facts About Global Poverty and Microcredit”, To Our Credit, accedido el 25 de mayo de 2015, enlace.

Aunque el panorama parece típico del pasado en tierras remotas, la carga de adquirir recursos humanos básicos era común en los Estados Unidos hace menos de un siglo. La Universidad de Missouri creó este afiche en 1920 como parte de una campaña para animar a los dueños de fincas a modernizar los sistemas de agua de sus hogares y las operaciones agrícolas.6Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, The Farm Woman’s Dream, Colecciones Especiales, Biblioteca de Agricultura Nacional, Universidad de Missouri, Facultad de Agricultura 1920. Está aptamente titulado "El Sueño de una Granjera", y muestra a una mujer cargando agua desde un pozo bombeado a mano bajo temperaturas congelantes por un camino empinado lleno de hielo. La deprimente imagen evoca el sentido de ardua labor que se asocia con llevar agua a nuestros hogares. En la parte superior de la imagen está el "sueño" de la granjera en el cual un grifo y un lavabo ofrecen agua caliente con solo girar la válvula y se ve el vapor llegando al techo.

El afiche está dirigido a las mujeres, no a los hombres, dando un ejemplo de quiénes soportan la carga mayor al no tener acceso a sistemas modernizados y quiénes aprovechan el mayor beneficio gracias a ellas. Las mujeres sobrecargadas y vulnerables de África hoy que luchan para conseguir agua no son muy diferentes a las mujeres vulnerables de las áreas rurales de los Estados Unidos hace menos de un siglo. El acceso al agua y a la energía le da un giro a la historia.

Power Trip: The Story of Energy, cortesía de Alpheus Media.

Los electrodomésticos innovadores como los lavaplatos automáticos y las lavadoras de ropa les dan a las mujeres en los Estados Unidos aun más libertad para buscar oportunidades fuera del hogar.7Para una discusión sobre las mujeres y los electrodomésticos ver: Institute of Electrical and Electronics Engineers (IEEE) Global History Network, “Household Appliances and Women’s Work,” 2012 , accedido el 25 de agosto de 2016, enlace; y Universidad de Montreal, “Fridges and washing machines liberated women, study suggests,” ScienceDaily, 13 de marzo de 2009, accedido el 25 de agosto de 2016, enlace. Los quehaceres del hogar, tales como cocinar y limpiar, ya no consumían tanto tiempo ni eran tan complicados y una nueva generación de repente tuvo la oportunidad de ir a la universidad y tener sus propias carreras. Por su parte, la cultura en los Estados Unidos cambió para acomodar a la mujer trabajadora.

En las partes del mundo en desarrollo ocurrirán cambios similares mientras el mayor acceso a la electricidad facilite la adopción de herramientas energéticas modernas. Los sistemas de distribución de energía y agua que usan tecnologías avanzadas tales como nanofiltros y controles inteligentes pueden fomentar el uso democrático de recursos, mejorar la salud y liberar a una nueva generación de personas. Las condiciones de vida mejoradas gracias a servicios de energía y agua más limpios y confiables crean la posibilidad de aliviar la pobreza entre las mujeres y les presenta más opciones. 

Un futuro más saludable, limpio y sostenible empodera a la mujer, lo cual a su vez empodera a la sociedad.

De camino al futuro hay varias tendencias tecnológicas que monitorear. Una es la reducción de la intensidad de uso de los recursos. Los productos y servicios se han ido simplificando pues los electrodomésticos, automóviles y otras aplicaciones ahora requieren menos energía. A la vez, la intensidad de la información está aumentando. Los productos y servicios emplean y recopilan más información, lo que se conoce como Datos Grandes (Big Data, en ingles). La tercera tendencia en tecnología es aumentar la personalización y localización. En lugar de depender de una planta de energía, hospital o hasta supermercados centrales, los clientes dependerán de recursos locales para satisfacer sus necesidades.

Entre todos los posibles caminos distintos hacia un futuro con más recursos, la conservación está entre las opciones más ampliamente aplicables y beneficiosas. La conservación del agua y energía funciona en todas las escalas. A escala menor, podemos apagar el agua al lavarnos los dientes o apagar las luces al salir de una habitación. A escala mayor, podemos manejar automóviles energéticamente eficientes o evitar regar el césped. La carga general de la manufactura se puede disminuir al reducir, reusar y reciclar. A escala social, podemos rediseñar nuestras ciudades para hacerlas más compactas reduciendo la necesidad de gastar energía manejando. Podemos rediseñar la sociedad para un futuro mejor.

Esta referencia introduce un nuevo paradigma enfocado en la sostenibilidad a largo plazo. Una nueva forma de pensar permite soluciones que nos permitirán controlar la relación entre el agua y la energía para proclamar holísticamente un mejor futuro.

Image Credits: pan demin/Shutterstock.com; Sabino Parente/Shutterstock.com.

Resourcefulness is a Partner Program of Smart Energy Education.
closearrow-circle-o-downellipsis-vmenu-circlecross-circle
Your browser is out-of-date!

Update your browser to view this website correctly.Update my browser now

×